Opinión

Neurología insólita

Algo que vale la pena leer

ALBERTO BOARDMAN

 

“Soy un cerebro, Watson. El resto de mí, es un mero apéndice”. Arthur Conan Doyle

 

Una de las mejores maneras de adentrarnos en temas científicos y por supuesto, en los  médicos, es a través de historias entretenidas donde el ejemplo se vuelve el vehículo idóneo para acceder al conocimiento. Y eso es precisamente lo que hace Sam Kean, periodista especializado en divulgación científica en su libro: “Una Historia Insólita de la Neurología”, editorial Ariel, traducido para México en 2018, con apenas 425 páginas.

 

¿Dónde termina el cerebro y dónde empieza la mente? Es la gran incógnita que la ciencia a través de incontables generaciones ha buscado responder, y de la cual hasta el momento, no existe respuesta concreta que ofrecer.

 

Hay que considerar que hasta hace poco tiempo, existían muy pocas formas de estudiar el cerebro humano, básicamente, esperar que alguna persona sufriera alguna enfermedad o accidente que provocase un daño, y permitiera entonces analizar además, la afectación en su comportamiento; pues más allá de una simple lesión física, con frecuencia un golpe en un área cerebral determinada puede desencadenar conductas que van desde la frecuente pérdida de la memoria a patologías psicológicas violentas o compulsivas, en resumen, una alteración a la personalidad de la víctima

 

Una lectura recomendable en relatos de reyes, caníbales, enanos y exploradores, que con su historia personal hicieron posible que la ciencia pudiera abordar el funcionamiento de nuestro cerebro desde los fenómenos biológicos a las  ilusiones, sueños, estructuras complejas del lenguaje y la memoria e incluso, los misterios intrínsecos de la conciencia que desfilan por los secretos pasadizos que Kean aborda de manera clara y amena .

 

Amén de introducirnos en la ciencia compleja, el libro podría considerarse  un tributo a esos héroes anónimos que a costa de su propia vida y salud, cimentaron las bases de la neurología moderna.

 

Como bien dice el autor, “La mejor manera de que nuestro cerebro recuerde la información, es en forma de cuento”

 

 

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.

 

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver
Close