No maneja recursos el Hospital del Niño: Directora

0
36

La directora del Hospital del Niño de Saltillo María Verónica Rodríguez Cantú, desmintió que los señalamientos que se hacen en contra de la administración del nosocomio son completamente falsos, pues quien se encarga de pagar a los proveedores de servicios y de comprar medicamentos e incluso autorizar tratamientos médicos, es el Instituto de Servicios de Salud, Rehabilitación y Educación Especial e Integral del Estado de Coahuila (Issreei).

“Nosotros no manejamos recursos, lo que tenemos son cuotas de recuperación de un 10 por ciento de la población que acude al hospital, el Seguro Popular es el que hace depósitos a las cuentas del Issreei, quien determina cómo se asigna el presupuesto, por lo que yo no tengo deudas con proveedores, hay que pedirle cuentas al doctor Eduardo Amador Cortés”, dijo la funcionaria.

Expuso que cada una de las unidades adheridas a este organismo público descentralizado, dependen de los depósitos para la operación de los servicios, por lo que desde hace meses se advirtió que se requería el dinero para la operación correcta del hospital.

“Ellos son los que tienen el contacto con los proveedores, a mí no me dicen los de limpieza que ya no van a venir, nosotros tenemos que pedir con un expediente muy grande, que envíen medicamentos para cada paciente o caso que se presenta, lo que gracias al director del Issreei se ha convertido en un proceso muy tardado”.

Declara ante MP
La funcionaria señaló que ya declaró ante la agencia del Ministerio Público por la presunta muerte de dos menores ocasionada por una contaminación en quirófano, lo que explicó no sucedió en realidad, ya que aunque se detuvo el servicio de limpieza, los quirófanos nunca fueron aceptados.

“Mi asombro fue que el director jurídico del Issreei hizo la notificación al Ministerio Público, lo que desconocía, y por ello atendí lo que me pidió el Ministerio Público, y ahí les expliqué que los niños murieron por otras causas, como un problema intestinal y otro por una cardiopatía congénita”, puntualizó.

Rodríguez Cantú dijo desconocer cómo un reporte interno que elaboró una neonatóloga llegó a oídos del doctor Amador, quien estableció un reporte ante el ministerio público por un brote de infección nosocomial, lo que denota ignorancia, pues el reporte de la doctora emitió una recomendación pertinente para el lavado exhaustivo de las áreas, y aseguró que la doctora no hizo un oficio, pues la notificación fue verbal. Finalmente, expuso que nunca se suspendió la limpieza de quirófanos y no existe ningún brote de infección.