Avance

No sabemos nada de la FGR: abogado de Cienfuegos

El exsecretario mexicano de Defensa durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) llegó a México, el miércoles 18 de noviembre, procedente de la ciudad de Nueva York luego de que Estados Unidos retirara los cargos en su contra por narcotráfico y lavado de dinero. El exsecretario de la Defensa Nacional no fue detenido, autoridades mexicanas solo le informaron que ya es investigado en el país, según informó ese día la Fiscalía General de la República (FGR).

CIENFUEINTOCA Ciudad de México.- Rafael Heredia Rubio, abogado del General Salvador Cienfuegos Zepeda, dijo que había un “sentimiento desagradable” entre los militares mexicanos por la detención del extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en Estados Unidos, Salvador Cienfuegos Zepeda, acusado de narcotráfico y lavado de dinero, debido a los años que sirvió a México desde esa institución.

“Estaban sentidos [los militares], sí, claro que sí, igual que todos los amigos del General (…) Vamos a llamarle un sentimiento desagradable porque es una persona que fue su titular, durante seis años, un militar que desde los 14 años ingresó al Colegio Militar, y tiene más de 55 años ininterrumpidos, sirviéndole a México, a través de las Fuerzas Armadas“, dijo durante una entrevista en el programa Los Periodistas, que conducen los periodistas Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela en La Octava.

De entrada, expuso Heredia Rubio, no sabemos nada, salvo que EU envió un expediente con 700 fojas a la Fiscalía General de la República (FGR). “Lo que considero y creo es que la FGR estará estudiando esa información para determinar si hay o no ilícito”, agregó.

El General es hoy un ciudadano mexicano que está libre, y hasta ahí, dijo. “No me gustaría entrar en un tema que, les digo, no conozco”, añadió.

También dijo que desconoce las pesquisas que haya llevado a cabo una agencia de EU, en este caso la DEA. Lo único que conozco, aseguró, es el documento que generó la Fiscalía estadounidense para detener a Cienfuegos en Los Ángeles, California.

Aseguró que la molestia de los militares se dio “contra el hecho”, y no específicamente hacia el Gobierno mexicano.

“México no tiene nada que ver con esa detención”, añadió.

Heredia Rubio agregó que la liberación del General se dio con base en los tratados que el Gobierno de México y Estados Unidos mantienen.

El abogado agregó que Cienfuegos Zepeda “es un hombre riguroso, disciplinado” y que actualmente se encuentra en buen estado.

Sin embargo reconoció que 33 días en la cárcel “a cualquier ser humano le hacen daño”.

CIENFUEGOS EN MÉXICO

El exsecretario mexicano de Defensa durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) llegó a México, el miércoles 18 de noviembre, procedente de la ciudad de Nueva York luego de que Estados Unidos retirara los cargos en su contra por narcotráfico y lavado de dinero. El exsecretario de la Defensa Nacional no fue detenido, autoridades mexicanas solo le informaron que ya es investigado en el país, según informó ese día la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con la dependencia, el General de División en retiro descendió de la aeronave Gulfstream 4, matrícula N40VC, del Gobierno de los Estados Unidos, a las 18:48 horas, en el Aeropuerto de Toluca, Estado de México. Vestía ropa formal y corbata.

Las autoridades detallaron que fue llevado a una sala privada en las oficinas de hangar de la FGR para realizar un dictamen pericial médico en el que se concluyó que su estado de salud es favorable.

El exfuncionario fue notificado sobre la existencia de una investigación en su contra iniciada por la FGR con la información que recibió del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América.

Cienfuegos quedó libre el miércoles de todos los cargos de tráfico de drogas y lavado de activos que habían presentado contra él las autoridades estadounidenses, y está previsto que viaje de regreso a su país de manera inmediata, acompañado por efectivos de las fuerzas de seguridad de EU.

© Proporcionado por Sin Embargo

Fotografía de archivo fechada el 18 de febrero de 2013, que muestra al General Salvador Cienfuegos, quien hoy, llego a Ciudad de México . Foto: José Méndez, EFE.

La Jueza Carol Amon, de la corte del distrito este de Nueva York, en Brooklyn, desestimó la acusación contra Cienfuegos a petición del Gobierno de EU, que menos de 24 horas antes de la vista judicial ya programada anunció que había llegado a un acuerdo con México para que fueran ellos los que investigaran al general y, en caso necesario, presentar cargos.

Un día después, el Canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón dijo que México no defiende a una persona, sino un principio: “Para México no existe el escenario de la impunidad”. Y el Presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que “se puede interpretar” que se está dando impunidad al General Salvador Cienfuegos Zepeda, quien ya duerme en su casa.

Ebrard fue contundente: “Para México no existe escenario de impunidad. Sería muy costoso para México haber optado por tener esa conversación con Estados Unidos. Lograr que se desestime por primera vez en la historia los cargos contra un exsecretario de la Defensa, que sea retornado a México y luego no hacer nada sería casi suicida. Para eso mejor no decimos nada. Que se quede allá. ¿Qué defiende México? Un principio”, agregó.

Tras ello, distintas versiones periodísticas apuntaron a que México se habría mostrado inflexible a la hora de exigir la repatriación del General. La agencia Reuters señaló que el retiró los cargos de narcotráfico y lavado de dinero por parte de EU fue a cambio de que el Gobierno de México capture a un líder de la droga del más alto nivel y ligado al “trafico de grandes cantidades del opioide sintético fentanilo”, informó la agencia Reuters.

La agencia de noticias con sede en Reino Unido citó a “una importante fuente mexicana”, sin revelar el nombre. Esa fuente expuso que el compromiso del Gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador fue “colaborar con Estados Unidos en la captación de un objetivo primordial”.

Reuters aclaró que no pudo detectar que líder del narcotráfico en México es el objetivo de canje por el General Cienfuegos Zepeda, y su fuente no le reveló el nombre para no arriesgar la investigación que estaría en curso.

De acuerdo con la lista de los ocho fugitivos más buscados por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), la mitad son mexicanos.

Se trata de Rafael Caro Quintero, quien fue líder del Cártel de Guadalajara; Ismael Zambada García, alias “El Mayo”, a quien se considera la cabeza del cártel de Sinaloa; Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, quien manda en el cártel Jalisco Nueva Generación, y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de “El Chapo Guzmán” y quien integra también el cártel de Sinaloa.

CIENFUEGOS EN EU

Acusado de asociación delictiva para distribuir e importar drogas y lavado de dinero, Cienfuegos se declaró “no culpable” en la Corte Federal del Distrito Este, el viernes 5 de noviembre. Enlazado desde el Centro de Detención Metropolitana en Brooklyn, Nueva York, donde está recluido sin derecho a fianza, compareció ante el magistrado Steven Gold quien leyó los cargos a través de una interprete. La próxima audiencia, que por hora sería presencial, está agendada para este miércoles 18 de noviembre con la jueza federal Carol Amon.

© Proporcionado por Sin Embargo

Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con la ficha del mencionado Centro de Detenciones Metropolitana, Cienfuegos Zapeda es el preso número 66454-112, de 72 años de edad, raza blanca, sexo masculino y con fecha desconocida para salir libre. Es el segundo secretario de Estado mexicano en enfrentar la justicia estadounidense en siete meses por cargos de narcotráfico después de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón. Ambos están recluidos en la misma prisión.

La captura de Cienfuegos Zepeda sorprendió y aparentemente molestó al Gobierno de México. Por 14 meses, Washington mantuvo en secreto la investigación clandestina que realizó la DEA sobre el militar. Documentos de la Corte revelan que los agentes de la DEA lo vigilaban 24 horas al día. No fue hasta que Cienfuegos estaba bajo la custodia de Estados Unidos en el aeropuerto de Los Ángeles que el Secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard finalmente se enteró e informó a la opinión pública a través de su cuenta de Twitter.

Fiscales en Estados Unidos acusan al General de asociación ilícita para distribuir e importar drogas y lavado de dinero.

Antes, el 20 de octubre, el Juez Alexander F. MacKinnon decidió no otorgarle la libertad bajo fianza al General Cienfuegos después de que los fiscales argumentaran que podría darse a la fuga.

En la audiencia de ese día, Duane Lyons, quien entonces era abogado del exfuncionario, dijo que Salvador Cienfuegos tiene toda la intención de “defender enérgicamente” su caso.

“Mi cliente tiene toda la intención de querer limpiar su nombre. Tiene la intención de luchar contra todos los cargos”, expuso.

El Fiscal, sin embargo, respondió que los cargos que se imputan al General son graves y que el rango de la pauta de sentencia es “cadena perpetua”.

El exsecretario de la Defensa Nacional en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto contrató a inicios de mes a Edward V. Sapone, un prestigioso abogado, quien es también defensor penal del Consulado de México en Nueva York.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button