Avance

“Nunca nos vamos a cansar de buscarlos”

Padres de los 43 mantienen viva su exigencia de justicia. En el quinto aniversario de la noche de Iguala, la voz de las víctimas llegó por primera vez a la Cámara de Diputados y el gobierno federal anunció avances de su nueva indagatoria

Apertura histórica. Por primera vez, los padres de los 43 normalistas desaparecidos pudieron hablar desde la tribuna de la Cámara de Diputados. “Antes nos trataron como disidentes”, acusaron. También reconocieron que el actual gobierno les ha mostrado apoyo y confían en su compromiso de esclarecer los hechos ocurridos hace un lustro.

CIUDAD DE MÉXICO.

El dolor por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa está más vivo que nunca, a cinco años de la trágica noche de Iguala.

En un hecho inédito, los padres de los normalistas usaron la tribuna de la Cámara de Diputados para lanzar sus reclamos de justicia, pero también para expresar su optimismo en que se esclarezca el caso.

Entre la mentira y la esperanza; cinco años luchando por verdad y justicia para los 43”, dijo Hilda Legideño Vargas, quien acusó al anterior gobierno de tratarlos como disidentes, no como víctimas.

Antes, Alejandro Encinas aseguró que los estudiantes nunca tuvieron contacto con grupos criminales el día de su desaparición, contrario a la llamada “verdad histórica”.

Explicó que analizaron 80 millones de llamadas desde el día de los hechos y durante cuatro años. Así identificaron 206 mil llamadas para construir una red de 84 mil líneas prioritarias y 116 números telefónicos que les permitieron dar seguimiento minuto a minuto de los hechos.

En la marcha al Zócalo, Carmelita Cruz, madre de un desaparecido, dijo que no dejarán su lucha: “Que lo sepan todos: no nos vamos a cansar de buscarlos”. Encapuchados aprovecharon la protesta para saquear comercios y dañar Palacio Nacional.

 

 

LUCHA ENTRE MENTIRA Y ESPERANZA: PAPÁS

Las madres y los padres de los 43 alumnos  de la Normal de Ayotzinapa Raúl Isidro Burgos, desaparecidos hace cinco años en Iguala, Guerrero, subieron a la tribuna de la Cámara de Diputados para exigir a los legisladores y autoridades que den con el paradero de los jóvenes, el esclarecimiento de la verdad y responsabilizar a las autoridades implicadas.

En un hecho inédito, los familiares fueron recibidos por los diputados en el pleno, para dar un pronunciamiento a cinco años de la desaparición de los alumnos. Fueron Hilda Legideño Vargas, madre de Jorge Antonio Tizapa, e Hilda Hernández Rivera, madre de César Manuel González Hernández, quienes hablaron en la tribuna.

Entre la mentira y la esperanza, cinco años luchando por la verdad y la justicia para los 43”, inició Hilda Legideño Vargas su intervención, en la que acusó a los encargados de la “verdad histórica” de tratarlos como disidentes políticos y no de víctimas de desaparición forzada.

En su intervención, Hernández Rivera expresó la confianza que tienen en el presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que asumió compromisos que no tuvieron con la administración de Enrique Peña Nieto.

Actualmente el Presidente de la República nos ha mostrado su total apoyo, y ha asumido el compromiso de poner todos los recursos de que disponen las autoridades competentes para buscar a los 43”, expresó.

 

“Que lo sepan todos: no nos vamos a cansar de buscarlos”, afirmó la madre de un normalista durante la marcha del Ángel al Zócalo.

 

Mientras hablaban, el resto de los padres las acompañaron sosteniendo carteles de sus hijos desaparecidos.

Las madres hicieron un llamado a la Fiscalía General de la República (FGR) para que inicien acciones legales contra los funcionarios públicos que obstaculizaron el conocimiento de la verdad.

Además, de pedir a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la investigación de los elementos del 27 batallón de infantería, en Iguala, por su posible participación.

La transformación que pretende este gobierno, pasa por esclarecer las graves violaciones ocurridas en el caso Iguala”, sostuvo Hernández.

 

Encapuchados aprovecharon la conmemoración para dañar y saquear negocios en el Centro. También dañaron Palacio Nacional. Fotos: Reuters

 

Hernández Rivera agradeció a esta Legislatura por abrirles las puertas de la Cámara de Diputados.

También relató que la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre de 2014 “nos despertaron los pedidos de auxilio de nuestros hijos. Hemos andado por todas partes del país buscándolos y exigiendo al gobierno su presentación con vida. Desde aquí les decimos: queridos hijos, los llevamos en el corazón y no descansaremos hasta encontrarlos”.

Al término del discurso, el coordinador de Morena, Mario Delgado, dirigió un pase de lista con el nombre de cada uno de los 43 normalistas, cuyos rostros en fotografías e ilustraciones fueron proyectadas en las pantallas del recinto legislativo. Al final de cada nombre,  todos respondían con un “presentación con vida”.

La presidenta de la Mesa Directiva, Laura Rojas, expresó que “la dignidad de las víctimas no se recupera sin la verdad. Hoy, en este recinto, sigue vigente el reclamo para que se haga justicia a los padres y madres, a las víctimas del delito y a toda la sociedad mexicana que se indigna en su conjunto”, apuntó la legisladora panista.

Ese acontecimiento abrió una profunda herida a nuestro país y dio paso a una exigencia general de verdad y de justicia. Este día es un día en el que nos dolemos con ustedes y con todas las víctimas del delito en México”, dijo.

Al terminar los discursos, los diputados en sus curules contaron hasta 43. Y se oyó el grito de “vivos se los llevaron, vivos los queremos”.

– Ximena Mejía e Iván E. Saldaña

 

Hilda Legideño Vargas e Hilda Hernández Rivera hablaron en la tribuna de la Cámara . Foto: AFP

 

 

PIDEN SABER DÓNDE ESTÁN SUS HIJOS Y CASTIGAR A CULPABLES

Padres y familiares de los estudiantes normalistas desaparecidos hace cinco años marcharon al Zócalo de la Ciudad de México, como parte la jornada de actividades para conmemorar la desaparición hace cinco años.

El contingente se detuvo en el cruce de Reforma y Bucareli, en donde se colocó el antimonumento a los 43 de Ayotzinapa, y ahí habló Carmelita Cruz, madre de uno de los desaparecidos.

Confiamos en lo que dice el gobierno, el Presidente nos ha dado su palabra; mientras tanto, que lo sepan todos, no nos vamos a cansar de buscarlos, tienen que regresar a nuestras casas”, dijo.

 

La marcha hacia el Zócalo partió del Ángel de la Independencia. Foto: Sunny Quintero

 

El contingente reanudó la marcha y en avenida Juárez un grupo se infiltró y causó destrozos a los negocios.

Anoche,  Imagen Noticias con Ciro Gómez Leyva dio cuenta de los desmanes.

Frente a Palacio Nacional, dos madres y dos padres de los normalistas ofrecieron su confianza a las investigaciones del nuevo gobierno.

Pero también exigieron castigo para las autoridades que en la administración pasada realizaron una mala investigación, principalmente el expresidente Enrique Peña Nieto; el exprocurador Jesús Murillo y el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio.

 

Papás y familiares portaban las fotos de sus hijos desaparecidos. Foto: Sunny Quintero

 

Lo que pedimos es que se aclare en dónde están nuestros hijos, pero que también se castigue a los culpables de la verdad histórica que inventaron, que nos ha lastimado mucho; castigo al que se fue a meter al río San Juan, Tomás Zerón de Lucio”, expresó Joaquina García.

Nosotros esperamos el apoyo para que se esclarezcan los hechos, no es posible que a cinco años no sepamos la verdad”, dijo María Elena, madre de otro normalista.

Se abre una nueva esperanza para nosotros, con un gobierno que al menos ha tenido una postura positiva”, dijo Emiliano Navarrete, padre de José Ángel Navarrete.

Marchas de apoyo también se realizaron en Pachuca, Morelia y en Cancún. En Pachuca, la movilización de la CNTE desembocó en el Reloj Monumental.

-David Vicenteño, con información de Emmanuel Rincón y Miguel García Tinoco

 

Grupos de anarquistas se infiltraron en la manifestación.

 

Negocios y plazas comerciales sufrieron la rotura de vidrios.

 

En Motolinía los vándalos hallaron resistencia de comerciantes.

 

VIVEN CON ESTIGMA QUE NO SE PUEDEN QUITAR

El municipio de Iguala vive bajo el estigma de la trágica noche, la del 26 de septiembre de 2014, cuando fueron desaparecidos los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Según autoridades, restauranteros y activistas, el tema Ayotzinapa ha frenado el desarrollo.

Independiente de lo que hagamos en seguridad, el estigma es que pase lo que pase nos genera un estigma social y, entonces, esta observación nacional nos crea un problema de desarrollo, inclusive social y económico”, dijo Antonio Jaimes, alcalde de Iguala.

En tanto, Adriana Bahena, presidenta de la organización Los Otros Desaparecidos, expresó: “Iguala, tú vas a cualquier parte y tú dices ‘vengo de Iguala’ y todo mundo te voltea a ver, así como diciendo ¿de dónde? Y yo: sí, de Iguala, donde supuestamente la gente es al último donde tú debes de venir”.

En el ayuntamiento y en las calles se ven distintas pintas que se han hecho por la exigencia de presentación con vida de los estudiantes. A decir del alcalde, a cinco años de los hechos, el edificio municipal aún no puede operar plenamente.

Y van cinco años y no podemos operar en un ayuntamiento que está todo incendiado, que está improvisado, porque de alguna u otra manera no podemos operar, se tienen que hacer las responsabilidades propias de una administración en las casas de la gente, porque prácticamente estamos poco a poco”, dijo Jaimes.

Comunidades dedicadas al turismo local, como el caso de Tuxpan, se ven afectadas también por cada manifestación que hacen los normalistas en el municipio. Las ventas cayeron años, y la recuperación es lenta.

La economía de nuestros negocios se vio muy afectada, un 70%  de nuestros restaurantes. En cada visita que hacen (los estudiantes) a Iguala se paraliza todo el comercio porque vandalizan.

La solución, dicen los entrevistados, es que los 43 sean encontrados por las autoridades.

– Ángel Galeana / Corresponsal

 

AVISPONES PIDEN SER TOMADOS EN CUENTA

El club de futbol Los Avispones de Chilpancingo rindió un homenaje póstumo al exjugador David Josué García Evangelista y al chofer del equipo, Víctor Manuel Lugo Ortiz, a cinco de años de los hechos de Iguala.

El homenaje fue en la cancha de Los Avispones, que lleva el nombre Josué García.

Participaron integrantes del equipo, familiares y amigos. Miguel Ángel Ríos, uno de los sobrevivientes, pidió ser integrados a la comisión presidencial para el Acceso a la Verdad y Justicia del caso Ayotzinapa.

Desde aquí hago un llamado a nuestro subsecretario de Derechos Humanos, el licenciado Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez, a que nos haga partícipes de la llamada comisión de la verdad. Tenemos mucho que aportar, nosotros que hemos vivido esta podredumbre e impunidad. Somos testigos de todo el bloqueo de seguridad permaneciente esa noche”, dijo Miguel Ángel Ríos, sobreviviente del equipo.

La noche del 26 de septiembre de 2014, Los Avispones regresaban de jugar un partido de futbol de la tercera división profesional en el municipio de Iguala, cuando fueron atacados en su camión sobre la carretera Chilpancingo-Iguala, a la altura del punto que se conoce como Rancho del Cura.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tambien puede ver

Close
Back to top button