Nacional

OCDE: “brusca”, la desaceleración de México en 2019

Dicha situación no es privativa del entorno mexicano. El organismo recalcó que la economía global tendrá su menor crecimiento desde la crisis financiera de 2008-2009. Uno de los catalizadores centrales para el deterioro es el enfrentamiento comercial que persiste entre Estados Unidos y China.

En el documento Perspectivas económicas, la OCDE terminó por empatar sus estimados de crecimiento para México con el Fondo Monetario Internacional, instituciones financieras y la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público; ninguno apunta a que el producto interno bruto rebase uno por ciento al terminar este año.

El organismo dirigido por el mexicano Ángel Gurría prevé un crecimiento para 2019 de 0.5 por ciento y de 1.5 por ciento en 2020. Este es el tercer recorte que dicta para la economía mexicana en seis meses. Apenas en mayo los estimados para cada año eran 1.6 y 2 por ciento, respectivamente.

Las tasas de interés más bajas, las remesas fuertes y el aumento del salario mínimo deberían ayudar a que el crecimiento se fortalezca, matizó la OCDE sobre el repunte de crecimiento que se espera para 2020.

Las cifras dadas a conocer el 19 de septiembre se presentan luego que en la primera mitad del año, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía exhibió una economía estancada. Si bien técnicamente no se habló de una recesión, los datos están lejos del crecimiento meta del gobierno federal: un promedio de 4 por ciento anual, según estimaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el ámbito global, la OCDE recortó el estimado de crecimiento a 2.9 por ciento en 2019 –previamente en 3.2– y 3 por ciento en 2020, antes 3.4 por ciento.Estas serían las tasas de crecimiento anual más débiles desde la crisis financiera.

Detalla el informe que se ajustaron a la baja las expectativas para todas las economías del G20 en 2019 y 2020, particularmente en las más expuestas al deterioro del comercio mundial.

La perspectiva global se ha vuelto cada vez más frágil e incierta (…) Las tensiones en las políticas comerciales, sumado a la pérdida de confianza e inversión, han aumentado la incertidumbre política y afectan el riesgo en los mercados financieros.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button