Salud

Omeprazol: para qué sirve y cuáles son sus efectos secundarios

 

El omeprazol es conocido por su efectividad para aliviar la gastritis, caracterizada por la sensación de ardor en la “boca del estómago”, ¿pero cuál es la forma correcta de tomar este medicamento? Conoce más sobre él, sus usos específicos y qué debes tener en cuenta si acostumbras tomarlo para tus problemas estomacales.

Desde hace algunos años sufro de gastritis, más relacionada a estrés que a mis hábitos alimenticios, sin embargo, eso no quita que éstos me afecten, por lo tanto, no hay visita al Seguro Social, en que no salga con mi botecito de omeprazol para un tratamiento de al menos 2 semanas. Y como yo, seguro hay muchas personas.

La gastritis es un problema común, al menos en México, donde según datos del 2019 de la revista digital +Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, afecta a entre el 60% y 70% de la población mexicana.

Esta enfermedad es provocada por la inflamación del revestimiento de la pared que protege al estómago, propiciada por una dieta rica en irritantes, tabaco, alcoholayunos prologadosestrés e ingesta crónica de medicamentos como aspirina, ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, conocidos como anitiiflamatorios no esteroideos.

¿Para qué sirve el omeprazol?

 

Este medicamento es un inhibidor de la bomba de protones, que reduce el ácido al bloquear el funcionamiento de las células que lo producen, por lo tanto, además de tratar la gastritis, funciona en padecimientos como úlcera duodenalúlcera gástrica benignasíndrome de zollinger Ellisonúlcera gástrica y duodenal asociada a la bacteria H. Pylori, que puede causar gastritis, de acuerdo a la Facultad de Medicina de la UNAM.

Asimismo, la Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, indica que es utilizado para tratar los síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) a partir de 1 año de edad (ojo, en menores de edad siempre será bajo supervisión médica, no les des las cápsulas que tú tomas), así como los daños provocados por éste.

Sobre ¿qué contiene el omeprazol?, básicamente eso, omeprazol, pues ésta es la sustancia activa y dependerá de la presentación la cantidad de miligramos por dosis. La Facultad de Medicina de la UNAM indica que las cápsulas contienen 20 mg, mientras las ampolletas para inyección, cuentan con 40 mg.

¿Cómo tomar el omeprazol?

 

Como cualquier medicamento, la recomendación siempre será consultar a tu médico y que sea él quien lo recete. En primer lugar para identificar si el problema es realmente una gastritis aguda (que dura algunas horas o días), se trata de algo crónico u otro padecimiento, y en segundo lugar para saber la dosis adecuada de acuerdo a tu condición.

Sin embargo, es posible encontrarlo de venta libre, es decir, sin receta, y podrías tomarlo si sufres de agruras, reflujo acidez estomacal frecuente (más de dos veces por semana). En estos casos, la Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, indica que debe tomarse una vez al día, generalmente por la mañana, al menos 1 hora antes de los alimentos, durante 14 días.

Esto es muy importante: si lo vas a tomar debes saber que es un tratamiento, no para alivio inmediato de la acidez y no debes excederte de un perido de 14 días por cada 4 meses, a menos que exista una indicación médica, pues en casos específicos puede tomarse más veces al día y por periodos diferentes. Asimismo, lo ideal es tomarlo a la misma hora todos los días con un vaso de agua.

Y al igual que con otras medicinas, si olvidas tu dosis, tómala cuando te acuerdes… amenos que falte poco para la siguiente: no dupliques la cantidad.

¿Quiénes no pueden tomar omeprazol?

 

Una pregunta común es: “¿Puedo tomar omeprazol en el embarazo?”, y la respuesta es no. El omeprazol no debe tomarse durante el embarazo y la lactancia… a menos que el médico evalúe los riesgos y beneficios para la mamá y el producto, y considere que es posible tomarlo, de lo contrario es mejor evitarlo. Otros casos donde no debe utilizarse, son:

Si tienes hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.

 

Pacientes con úlcera gástrica maligna. En este contexto, por eso es importante no tomar omeprazol al “ahí se va”, en especial si tus síntomas son repentinos o con cambios como vómito, pérdida de peso, disfagia o dificultad para tragar, pues puede dificultar el diagnóstico de este problema a tiempo.

En caso de estar tomando rilpivirina (tratamiento para la infección por VIH), debes consultarlo con tu médico, pues es muy probable que no debas tomarlo.

 

Si tu acidez ha durado 3 meses o más, díselo a tu médico, podría ser algo más que requiera un tratamiento mayor al omeprazol sin receta.

De igual modo, debes informar a tu doctor sobre todos los medicamentos o tratamientos alternativos que tomes, así como si has tenido niveles bajos de magnesio, vitamina B-12, si tienes osteoporosis o alguna enfermedad autoinmune o hepática.

¿Cuáles son los efectos secundarios del omeprazol?

 

Información de la Facultad de Medicina de la UNAM, revela que en general se trata de un medicamento bien tolerado, sin embargo, algunos pacientes (en un porcentaje muy bajo), pueden experimentar náusea, diarrea y cólicos; asimismo, en menor frecuencia pueden aparecer mareos, somnolencia y cefalagia (dolor de cabeza, pesadez y/o punzadas), al igual que erupciones cutáneas.

En caso de manifestar cualquiera de estos síntomas u otros más graves como inflamación del rostro, garganta, lengua, ojos, dificultad para respirar o tragar, ritmo cardíaco rápido o irregular, nerviosismo, sangre en la orina, es muy importante consultar a tu médico o acudir por atención.

Ojo, también se debe tomar en cuenta que el uso prolongado del omeprazol y otros inhibidores de la bomba de protones, puede aumentar el riesgo de fracturas de cadera, muñeca y columna vertebral, por eso es importante llevar un seguimiento para saber si es necesario un suplemento de calcio para reducir el riesgo, según señalan especialistas de Mayo Clinic.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *