Avance

Pamela, maestra y activista en Sonora, recicla miles de colillas de cigarro que se vuelven papel.

Próximamente, instalarán el primer contenedor de colillas de un material distinto a PVC en un conocido sitio de Hermosillo en colaboración con otras asociaciones como Colectivo Caminantes del Desierto, Por Mi Mundo, Rotaract, Asga y Siali.

Actualmente, ya son cinco los centros de acopio públicos de colillas que existen en Sonora: Navojoa, Obregón, Puerto Peñasco, Guaymas y Nacozari, sumados a dos empresas que realizan la actividad internamente con los empleados.

 

Hermosillo, Sonora, 25 de junio (Proyecto Puente).– Pamela es docente de preparatoria en línea del Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora y, desde hace casi un año, es también una activista ambiental que inició con la limpieza y rehabilitación de parques y promoviendo el reciclaje en Hermosillo.

Conforme pasaron los meses, Pamela Ibarra Dávila se interesó en atacar un problema “silencioso” que se ha convertido en uno de los principales contaminantes de suelos y mares a nivel mundial: Las colillas de cigarro.

Según datos de la Encuesta Nacional del Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat, 2017), en Sonora se general alrededor de 2 millones 900 mil colillas cada día.

Junto a Ecofilter, una empresa que toma estos desechos y los transforma en productos útiles, como cuadernos, ha logrado quitar de los parques y las calles cientos de colillas que de otra forma terminarían matando animales en el mar.

“Obviamente cuando íbamos a rehabilitar los parques, hacíamos la conciencia ante los vecinos de que vamos a separar y no hay que generar en un solo bote todos los residuos.

De ahí nace el reciclaje y ya estando dentro, donde los mismos compañeros me los llevan, surge lo de colillas de esta empresa Ecofilter, donde colaboro con ellos, aparte de que los números que estaban manejando aquí en Sonora de miles de personas que fuman dije ‘bueno, ‘’¿y si no le están dando ese tratamiento?”.

Pamela continúa, “sé que las recolectaban, más no sé qué hacían, entonces a mí es lo que me interesó, que Ecofilter los recicla y los reutiliza, entonces esa es mi tercer actividad”.

Ahora es coordinadora de Cultura Verde, una iniciativa que espera se convierta en poco tiempo en una asociación u organización que trabaje, aunque ya lo hace, a favor del medio ambiente.

Esta es la primera iniciativa en Sonora que trabaja con una empresa nacional para contribuir a la reducción de la presencia de colillas en los suelos, pero ¿qué se hace con estos pequeños desechos?

“Le insertan un hongo que se come todos los químicos, cree que son alrededor de 10 químicos que tiene la colilla y lo deja nada más con el acetato de celulosa.

Con esto, ellos hacen cuadernos, macetas y aislantes entre otros productos derivados y obviamente reducen la tala de árboles que es lo más importante que deben hacer, ya ves que la gente ahorita está talando sin conciencia, entonces eso es lo que hace Ecofilter”.

En tan solo un mes, desde que comenzó el trabajo de recolección de colillas, son muchos los logros que se han alcanzado en Cultura Verde; han enviado más de 130 botellas de plástico, de dos y tres litros, rellenas de estos contaminantes.

“Enviamos con Minas de Oro Nacional, 68 botellas de plástico en medidas de uno y dos litros, esas se fueron hace como 15 días y ahorita acabo de enviar 25 por Correos de México.

Tengo más en mi casa porque no sabía si me las iban a aceptar y gracias a Dios me las aceptaron, mañana se van 50 más en medida de uno, dos y tres litros que me han llevado maestros, asociaciones”.

Agrega, “la verdad a mí me da mucho gusto que vayan jóvenes y maestros a entregármelas y más que van en camión o pagan un taxi, realmente sí está despertando el interés”.

Próximamente, instalarán el primer contenedor de colillas de un material distinto a PVC en un conocido sitio de Hermosillo en colaboración con otras asociaciones como Colectivo Caminantes del Desierto, Por Mi Mundo, Rotaract, Asga y Siali.

Actualmente, ya son cinco los centros de acopio públicos de colillas que existen en Sonora: Navojoa, Obregón, Puerto Peñasco, Guaymas y Nacozari, sumados a dos empresas que realizan la actividad internamente con los empleados.

Lo más importante, dice, es ver cómo el ciudadano se está informando y está actuando respecto a un problema que no se hablaba ni se trataba tanto como debería en Hermosillo y en Sonora.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *