Nacional

Por qué parece que el INE quiere parar a Morena?

¿Qué es “sobrerrepresentación”?

El tema de la sobrerrepresentación de los partidos políticos en la Cámara de Diputados se ha politizado en los últimos días luego de los nuevos criterios aprobados por el INE para evitar que se viole la Constitución. Pero esta no es la primera vez que los partidos a través de las coaliciones aprovechan esta regulación en la asignación de diputaciones. En el 2012, 2015 y 2018 también ocurrió este problema. ¿Qué hizo el INE con esas sobrerrepresentaciones?, ¿Por qué Morena lo acusa de frenar sus candidaturas? Esto es lo que sabemos.  

AMLO en conferencia de prensa del 25 de marzo en Campeche Ciudad de México, 25 de marzo (SinEmbargo).– El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó nuevos criterios para evitar que los partidos políticos o coaliciones estén sobrerrepresentados en la Cámara de Diputados en la elección del próximo 6 de junio, una medida que ha generado un fuerte debate porque se produce a unos días de que comiencen las campañas electorales y porque podría afectar a un solo partido: el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Pero este tema que tanto preocupa al INE se ha presentado en las últimas tres renovaciones (2012, 2015 y 2018) de la Cámara de Diputados debido a las coaliciones entre partidos, reconoció el Consejero Ciro Murayama al justificar su voto del pasado 19 de marzo.

Si bien la sobrerrepresentación, que sucede cuando una opción política recibe un número de diputaciones que excede al que le correspondería, era uno de los pendientes del órgano electoral, hacer estos cambios en medio de una coyuntura política ha puesto en duda sus buenas intenciones.

Por ejemplo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió esta mañana durante su conferencia que algunos dueños de medios e intelectuales se unieron para evitar que Morena no tenga mayoría en la Cámara de Diputados.

“Sólo decir que existe una estrategia política en contra nuestra para que el movimiento de transformación no tenga mayoría en la Cámara de Diputados. Se han agrupado con este propósito Claudio X. González, Krauze, intelectuales orgánicos, los dueños de los medios de comunicación. No todos, hay excepciones, pero existe ese plan”, afirmó.

Mario Delgado Carrillo, presidente de Morena, acusó a su vez al Instituto Electoral de cancelar más de 60 candidaturas de Morena.

“Coincidentemente, en estados donde tenemos una gran ventaja, como Baja California, Guerrero, Ciudad de México, Michoacán, Sonora, Zacatecas, el pretexto es que no se entregaron informes de precampaña, cuando en nuestras convocatorias para las candidaturas no se establecen periodos de precampaña porque en Morena la gente decide a través de las encuestas o de los consensos”, dijo en un video publicado en redes sociales la noche del miércoles.

mario-delgado Sobre este tema también se han pronunciado exconsejeros electorales como José Agustín Ortiz Pinchetti, actual titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade), Pamela San Martín, Alfredo Figueroa y Benito Nacif.

En una entrevista con SinEmbargo José Agustín Ortiz Pinchetti aseguró que el INE “se extralimitó” al determinar un mecanismo para designar las 200 diputaciones plurinominales en lugar del Poder Legislativo, por lo que “seguramente” el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revertirá esta medida.

Pero Pamela San Martín, exconsejera del INE, dijo en entrevista que estos criterios aprobados por el INE eran necesarios porque las coaliciones de los partidos se habían vuelto una forma de “burlar la regla constitucional” y no es la primera vez que se discute regular sobre este tema.

“En el 2015 surge en la Mesa del Consejo del INE que se analice el tema porque el PRI estaba teniendo militantes que eran de ese partido y sin embargo estaban yendo por el Verde, entonces el PRI se estaba sobrerrepresentando. Se discutió en el Consejo del INE y todos los partidos opositores en ese tiempo, como Morena, peleaban porque se estaba sobrerrepresentando el PRI”, dijo.

En ese 2015, el INE decidió, por nueve votos contra dos, asignar las diputaciones a través de lo que se conoce como siglado, que es respetar el convenio que celebran los partidos en colación. Por ejemplo, en la elección de 2018 la panista Xóchitl Gálvez alcanzó una candidatura plurinominal al Senado por el PRD y no por el PAN. Lo mismo pasó con Mario Delgado, quien fue postulado por el PT y no por Morena.

pinchetti-fepade En 2018 se presentó la misma situación, pero ya con la coalición encabezada por los partidos Morena-PT-PES. “En esa ocasión la votación se resuelve 10 contra 1 a favor de que la asignación siga siendo por el siglado, pero yo en ese momento sigo sosteniendo que no podemos violar la Constitución, aunque el INE lo mantiene y el problema de la sobrerrepresentación persiste”, recordó la exconsejera.

“Hay quienes dicen ¿por qué el INE no sigue aplicando la regla si ya la aplicaron dos veces?, pero, ¿si ya se equivocaron dos veces quieren seguir violando la voluntad de los ciudadanos? Lo correcto es que se corrija”, aseguró Pamela San Martín.

Mientras la discusión sobre los criterios de sobrerrepresentación aprobados por el INE continúa, Morena presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Electoral en contra del Instituto Electoral, al cual acusa de “pretender obstaculizar al partido y evitar que conserve la mayoría en el Congreso durante la próxima legislatura”.

La exconsejera Pamela San Martín espera que el TEPJF respete el derecho efectivo de los ciudadanos a votar y de los candidatos a ser votados, pero advierte que las características de este Tribunal podrían inclinarse hacia la revocación del acuerdo del INE.

“Este Tribunal tiene dos características: uno, en general sus posiciones mayoritarias siempre son más cercanas hacia el grupo que está en el poder, lo que haría suponer que podría revocar el acuerdo del INE. La segunda característica es que el Tribunal, al igual que el INE, ha resuelto que lo que se hacía estaba bien y puede que se mantenga la regla como antes”, mencionó.

¿QUÉ ES LA SOBRERREPRESENTACIÓN?

De acuerdo con una definición del Sistema de Información Legislativa, “la sobrerrepresentación de los partidos políticos en las cámaras de Diputados o Senadores se entiende como la desproporción o distorsión que se puede presentar en el régimen de representación política en el Poder Legislativo entre el número de espacios existentes y el número de habitantes representados en cierto tipo de extensión territorial, con efectos negativos en el criterio de igualdad individual de los votos”.

Es decir, es cuando un partido político obtiene, en función de determinados mecanismos electorales como las alianzas, un porcentaje de curules superior al porcentaje de votos obtenidos o permitidos por la ley.

ine-morena Este concepto, que quedó plasmado en el artículo 54 de la Constitución en el año de 1996, establece que ningún partido político puede tener un número de diputados que exceda en ocho por ciento el porcentaje de su votación nacional. Sin embargo, hasta ahora esta interpretación constitucional sólo aplica en partidos en lo individual, no en coaliciones.

Para la Cámara de Diputados se establece el límite de sobrerrepresentación del ocho por ciento de votación nacional emitida, es decir, un total de 300 representantes populares; y para Senadores se plantea que disminuyan de cuatro a tres las fórmulas de candidatos a fin de evitar la sobrerrepresentación en dicha Cámara.

¿QUÉ MODIFICÓ EL INE?

El pasado 19 de marzo, el Consejo General del INE aprobó con nueve votos a favor y dos en contra los criterios para evitar la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados. Lo que se busca evitar es que, dentro de las coaliciones, se beneficie un partido político de manera indebida.

El INE informó que verificará en qué partido político se encuentra afiliada cada persona ganadora dentro de una coalición y el triunfo contará para el partido político al que esté afiliada. Posteriormente se realizará un cálculo que determine cuántas de las 200 diputaciones “pluris” le toca a cada partido en la Cámara de Diputados.

¿LAS REGLAS APROBADAS POR EL INE SON LEGALES?

Aunque las reglas aprobadas por el INE para evitar la sobrerrepresentación de partidos políticos en la Cámara de Diputados hacen efectivo el principio constitucional establecido en el artículo 54 de la Constitución, el partido Morena y el Presidente Andrés Manuel López Obrador han acusado un complot desde el órgano electoral para restarle votos al partido.

El Consejero Ciro Murayama justificó la decisión del INE poniendo como ejemplo lo ocurrido en anteriores elecciones.

“En 2015 y 2018 hubo impugnaciones a la sobrerrepresentación y el tema llegó al Tribunal Electoral, el cual, al resolver una contradicción de criterios señaló que si bien los partidos coaligados podían postular candidatos ajenos y ello no generaba en automático la sobrerrepresentación, el INE debía ajustar su acuerdo a los parámetros constitucionales para evitar la sobre y subrepresentación de los órganos legislativos”, citó la sentencia SUP-CDC-8/2015 del TEPJF.

cuartoscuro_788278_digital Con esos antecedentes, agregó el Consejero, “distintos integrantes del Consejo General del INE impulsamos la idea de que la verificación a la sobrerrepresentación se aplique tanto a partidos en lo individual como al conjunto de cada coalición para evitar que la voluntad popular depositada en las urnas se distorsione en más de ocho por ciento en la integración de la Cámara”.

Si bien son legales los criterios del INE, exconsejeros electorales plantearon que el TEPJF podría desechar esta medida.

Pamela San Martín dijo que el Tribunal Electoral puede hacer tres cosas: “La primera es confirmar el acuerdo del INE y mantener este avance aunque sea insuficiente. Segunda, revocar el acuerdo del INE y dejar sin acuerdo. La tercera opción es modificar el acuerdo del INE y cambiar la regla y ahí podría avanzar más”.

San Martín destacó que la regla que puso el Instituto es insuficiente debido a que la temporalidad que están utilizando se presta a posibles simulaciones por parte de los partidos.

“La primera regla es la de afiliación efectiva. Si cualquiera de los candidatos postulados por la coalición está afiliado a uno de los partidos políticos de la coalición, formalmente le cuenta a ese partido con independencia del siglado, pero el problema es que el acuerdo lo aprueba el 19 de marzo y dice que es según la afiliación del 21 de marzo —cuando iniciaron los registros—, esto abre la puerta a que se modifiquen las afiliaciones del 19 al 21”.

La segunda regla del INE también es insuficiente porque “es cuando el candidato no está afiliado a ninguno de los partidos, entonces se aplica el siglado de los partidos y entonces dejamos a voluntad de los partidos cómo se representan en la Cámara de Diputados”, consideró.

“Creo que la forma de representar la voluntad de los electores es asignárselo para efectos de representación al partido por el que se le votó porque los electores vincularon a ese candidato con ese partido, y lo que el INE resolvió fue mantener la misma fórmula de siempre, que sea lo que los partidos decidan”, explicó.

 José Agustín Ortiz Pinchetti, titular de la Fepade, aseguró en entrevista que la iniciativa del Instituto Electoral puede ser sabia, aunque improcedente.

“El Consejo también se puede extralimitar y tomar decisiones que corresponden realmente al Poder Legislativo. Es el caso. Estamos en una alianza verdadera con el INE, pero no somos incondicionales y creo que hubo una extralimitación de parte del Consejo Electoral”, dijo Ortiz Pinchetti, quien fue Consejero electoral en 1994.

Alfredo Figueroa Fernández, exconsejero del INE (2008-2013), celebró el acuerdo del INE, pero señaló que atiende parcialmente el problema de la sobrerrepresentación.

“Lamento la insuficiencia del acuerdo porque existe el riesgo que ocurra nuevamente un fraude a la representación del pueblo, alterando la voluntad popular y haciéndolo además en contra de las minorías como sucedió en el pasado”, escribió el exconsejero en su cuenta de Twitter y alertó que el TEPJF podría “no solo no subsanar la insuficiencia, sino revertir el avance”.

Para el exconsejero Benito Nacif, el acuerdo del INE tiene aún que superar la prueba del Tribunal Electoral porque se produce en una etapa muy avanzada del proceso electoral, a un par de semanas antes del inicio de las campañas.

mario-delgado ¿QUÉ DICEN AMLO Y MORENA?

Las reacciones de los afectados por esta decisión del INE no se hicieron esperar. Este día el Presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció al respecto y dijo que espera que las recientes decisiones del órgano electoral no formen parte de este complot contra él y Morena, el partido que fundó.

“Yo espero que no se inscriba esta acción del INE en ese propósito, en ese plan de que modificando reglas se quiera que nuestro movimiento, si así lo dispone el pueblo, no tenga mayoría en la Cámara de Diputados”, manifestó.

Morena, por su parte, acusó al órgano electoral de tomar acciones “desproporcionadas” para cancelar el registro de más de 60 de sus candidatos a alcaldías, diputaciones locales y gubernaturas en estados donde tienen una ventaja en las preferencias.

Mario Delgado, presidente de Morena, aseguró que los consejeros del INE tratan de aprovecharse de resquicios legales para “bajar a la mala” candidaturas.

Recordó que el Presidente López Obrador y varios gobernadores firmaron esta semana el Acuerdo Nacional por la Democracia para no interferir en las elecciones, pero reclamó que los consejeros del INE aún lo hacen y los acusó de “convertirse en gatilleros del PRIAN disfrazados de árbitros electorales”.

¿HA HABIDO SOBRERREPRESENTACIÓN EN EL PASADO?

Aunque la sobrerrepresentación está prohibida en la Constitución, los partidos políticos han encontrado formas para darle vuelta al tope establecido por la ley. Los ejemplos más claros se dieron en las elecciones de 2012, 2015 y 2018 con las coaliciones electorales.

En el año 2012 la coalición “Compromiso por México”, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), sumaron 40 por ciento de la votación y el 48.2 por ciento de los escaños, por lo que se posicionó como la primera fuerza dentro de ambas cámaras del Congreso de la Unión en la LXII Legislatura.

 De acuerdo con el Consejero Ciro Murayama, en la elección de 2012 la coalición PRI-PVEM rebasó el límite establecido por la ley en apenas 0.2 por ciento, pero en 2015, otra coalición del PRI-Verde recibió 40.3 por ciento de los votos y el 50 por ciento de los diputados, 9.7 por ciento más.

Lo mismo ocurrió en 2018, donde la coalición “Juntos Haremos Historia” logró el 45.9 por ciento de los sufragios, pero se les asignó el 61.6 por ciento de la Cámara de Diputados, una sobrerrepresentación de 15.7 por ciento, señaló Ciro Murayama.

Benito Nacif, exconsejero del INE (2008 al 2020), explicó en su columna publicada en El Economista, que el modus operandi que usan los partidos políticos para la sobrerrepresentación consiste en que los partidos pequeños registren como suyos a los candidatos de mayoría relativa del socio mayor de la coalición.

“Así, el partido grande puede darle la vuelta al tope de sobrerrepresentación y hace que el INE le asigne un mayor número de curules”, escribió el ahora profesor de la División de Estudios Políticos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *