Salud

Si no sale el helado puedes hacer un flan

Antes de la cuarentena Karen ya cocinaba y era una actividad que disfrutaba, pero con el encierro se ha dedicado a perfeccionarla

 

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

 

Además de los utensilios de cocina, Youtube se ha convertido en el tutor culinario de Karen.

Antes de la cuarentena, la joven ya cocinaba y era una actividad que disfrutaba, pero con el encierro se ha dedicado a perfeccionarla.

 

Antes lo hacía pero no era tan seguido, ahorita ya tengo más tiempo y ya tengo también más herramientas para poder preparar lo que me llama la atención. Es como súper relajante, a mí me gusta mucho escuchar música mientras estoy preparando, ya sea que voy a hacer unas galletas, mientras armo la mezcla, todos los ingredientes, me gusta escuchar música o no sé, si estoy en compañía de alguien puedes platicar y así.”

Su especialidad son los postres, pero conforme ha avanzado la cuarentena ha ido probando recetas más arriesgadas.

 

En una ocasión traté de hacer un helado de té verde que nunca había hecho y, la verdad, sí me quedó muy rico.”

Incluso cuando alguna receta no sale como esperaba pone en práctica su creatividad.

 

Hace tiempo traté de hacer un helado de cajeta y ese, la verdad, no me salió, entonces pues ya estaba toda la mezcla y dije: ‘no lo voy a desperdiciar, no lo voy a tirar, ¿qué puedo hacer?’; entonces en eso se me prendió el foco y dije: ‘ah. ¿y si lo convierto en flan?’; y así tal cual, la mezcla la licué y la metí al congelador y quedó.”

Después de terminar su trabajo en casa como redactora digital, dedica entre 4 y 8 horas a seguir las distintas recetas que se le van antojando. Los algoritmos de las redes sociales y de búsqueda le muestran en pantalla más sugerencias para cocinar y ella misma ha motivado a sus amigos.

 

Se están atreviendo a hacer algo, incluso me preguntan, por ejemplo cuando hice el helado: ‘oye, Karen, por qué no subes la receta, pues sí se ve que está buena’; y así tal cual la subí a mi Instagram en mis stories y varias personas me dijeron: muchas gracias, sí la voy a hacer, se ve rica.”

A partir de esta experiencia no descarta tomar algún curso de repostería y en su momento ser una emprendedora.

 

En algún momento sí lo considere, sabes, la parte de vender mis galletas, porque hago unas galletas súper ricas de mantequilla y que saben así como las que venden, dice mi mamá; entonces yo dije: ‘bueno, sí debería de ir a las cafeterías a decirles, oigan miren traigo esto’, porque sé que sí les gustaría.”

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *