Espectáculos

Slipknot, sobrevivió al infierno

El cantante contó a Excélsior su renacimiento como persona, a raíz de la depresión y su intención de luchar contra el odio de cualquier tipo, plasmado en su nuevo disco We Are Not Your Kind

Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.

Vivir en el infierno es aterrador. Corey Taylor conoce cada rincón oscuro de su interior. Perdió la cabeza, se desconoció y los demonios de la depresión lo torturaron, pero la muerte jamás lo sedujo en ningún momento. La historia está al alcance de todos, se llama We Are Not Your Kind, el nuevo y sexto álbum de Slipknot ya disponible en todos lados.

Horas antes del lanzamiento, el cantante de Slipknot platicó con Excélsior el tortuoso camino que vivió para llegar a imprimir la oscuridad, agresividad y visceralidad que envuelve a sus 14 nuevas creaciones.

“Fue el final de una relación bastante, pero bastante tóxica. Caí en un lugar bajo al que convertí en un infierno. Realmente no sabía quién era, ni me di cuenta cuán roto estaba, ni lo fuerte que la depresión me amarró. Me tomó mucho tiempo volver a ser la persona que yo recordaba que era.

“Las letras de este álbum son una narración de mi renacimiento, de la persona que soy y las ganas de no volver jamás a ese sitio oscuro. Al final, fue positivo para mí redescubrirme, convertirme en un mejor padre para mis hijos, y conocer a mi prometida fue descubrir que la persona con la que quería compartir mi vida ni siquiera sabía que existía”, compartió vía telefónica.

Corey hizo una pausa para darles el mérito de su recuperación a sus tres hijos y a su futura esposa Alicia Dove. Ella estuvo día y noche con él en este proceso, narró. Lo ayudó a deshacerse del dolor, a liberarse de sus demonios y sentirse respaldado.

Porque una presencia constante en el disco es la muerte. Hay líneas verdaderamente aterradoras en las que Taylor cuenta que luchó muy fuerte y le pintó dedo al suicidio. No otra vez. Justo en el tema Unsainted lo deja muy claro: “Nunca me mataré para salvar mi alma”. Sin embargo, Taylor ya había sido seducido por la idea del suicidio durante la época en la que vivió alcoholismo y terminaba el ciclo de Iowa, su segundo disco. Trató de saltar de un balcón en 2003

“¿Volviste a considerar esa idea?”, se le cuestionó.

“Jamás pensé en quitarme la vida”, subrayó, “Hubo un periodo muy oscuro después de abandonar esa relación en la que hubo un tiempo de dolor causado por la depresión que me sentó muy fuerte, y es importante señalar que jamás la dejé llegar a puntos críticos, porque me aseguré de acercarme a las personas para hablarlo.

“Es una debilidad que viene causada por contener la depresión, pero, para mí, escribir todas estas canciones es una manera de hacerle saber a la gente que puede acudir con personas que ayuden a hacerse más fuertes y no hay nada malo. Necesitamos una mano y pedirla nos hace más fuertes, porque no somos perfectos. Si yo puedo ayudar a una persona a entenderlo, habré hecho un gran trabajo”, dijo.

Libres

We Are Not Your Kind se ha vuelto liberador para el grupo en general. Más allá de Corey, la banda lidió con la expulsión de Chris Fehn, percusionista, por motivos internos, y trajeron a un nuevo integrante: Tortilla Man. Y Shawn Crahan, también percusionista, sufrió en mayo la muerte por sobredosis de su hija Gabrielle, de 22 años. Momentos duros que se suman al fallecimiento, también por sobredosis, de su amigo Paul Gray, quien era encargado del bajo. Y justo Corey destaca cómo el disco y la gira los han vuelto a salvar y a unirlos como hermanos.

“Vamos al día, viviendo juntos el escenario y sin pensar en el futuro. Este álbum llega a motivarnos por la manera en que es lanzado y por llevarnos de tour. Lo seguiremos haciendo hasta que nosotros podamos hacerlo, somos hermanos que quieren hacer más música de Slipknot, ver los rostros de felicidad de los fans y, mientras eso pase, nos mantendremos unidos. No hay motivos que nos separen, sí los hay para apoyarnos los unos a los otros sin importar la situación”, mencionó.

Corey fue un pilar importante durante el periodo de duelo de su amigo Shawn.

¡NO SE ACEPTAN SUPREMACISTAS!

Llama la atención el título del álbum, cuya traducción sencillamente es “no somos tu tipo”. Y tiene mucho que ver con la sensibilidad del grupo ante la realidad que se vive. Desde hace tiempo Corey ha protestado en contra del mensaje de odio del presidente Donald Trump, y desde Twitter ataca.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button