Avance

Soborno no sirvió; cae El Lunares

Capturado en Tolcayuca, Hidalgo. Uno de los líderes de la Unión Tepito ofreció a policías estatales cinco millones de pesos para ser liberado

CIUDAD DE MÉXICO.

Al verse rodeado por fuerzas federales y agentes de varias corporaciones a las afueras de la vivienda del popular fraccionamiento Los Amores de Don Juan Téllez, de Tolcayuca, en Hidalgo, Óscar Andrés Flores Ramírez, El Lunares ofreció cinco millones de pesos a los policías estatales para poder huir, pero no hubo tiempo para cumplir la promesa, su traslado a la Ciudad de México acabó con toda esperanza.

Fuentes policiales detallaron a Excélsior que un grupo reducido de policías de la Subsecretaría de Información e Inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México fue asignado para seguir los pasos de uno de los líderes de La Unión Tepito después de su fuga, el 22 de octubre de 2019, tras haber sido alertado sobre un operativo policial en el inmueble de Peralvillo 33, en la colonia Morelos, alcaldía de Cuauhtémoc.

Ayer, aproximadamente a las 05:30 horas, al abordar una camioneta con armas largas y cajas con aproximadamente 20 kilogramos de cocaína, se concretó su aprehensión.

Para reforzar la detención y dar cumplimiento a las órdenes de cateo de dos inmuebles se dio un despliegue conjunto de la SSC con la Secretaría de Marina Armada de México y con la Fiscalía General de Justicia de la CDMX.

Flores Ramírez, de 30 años, tiene una orden de aprehensión vigente por el delito de privación de la libertad personal en su modalidad de secuestro exprés agravado, emitida el 30 de noviembre de 2019, por el Juzgado Centésimo Décimo Cuarto de Control del Sistema Procesal Penal Acusatorio de la capital.

Sin embargo, para concretar su traslado de Hidalgo a la CDMX a través de un convenio de colaboración, la Fiscalía General de la República le fincó el delito de delincuencia organizada por el armamento incautado y la droga que se le encontró.

Horas más tarde de su traslado a la SEIDO, Oscar Andrés tuvo una descompensación en la presión arterial y fue traslado a una institución médica; sin embargo, la fiscal de la CDMX, Ernestina Godoy dijo no tener conocimiento de esta acción.

SU LEGADO

Tras el operativo realizado por la SSC, el imputado cambió su residencia a Hidalgo desde donde ordenaba y coordinaba diversas actividades delictivas como tráfico, venta y distribución de drogas, principalmente. Además, pretendía iniciar actividades delictivas en ese estado.

De acuerdo con investigaciones de autoridades capitalinas, El Lunares era apoyado por su padre, Dionisio Flores Valle, quien coordina actividades delictivas en la zona Centro, principalmente en la colonia Morelos. Asimismo, mantiene una alianza con el grupo delictivo liderado por Lenin Jonathan Canchola Martínez y con otros grupos que se dedican a la venta y distribución de droga, así como al cobro de piso y extorsión de comerciantes, en el Centro Histórico.

El Lunares tiene varios departamentos y casas de seguridad en Peralvillo 33, que están interconectados por túneles y pasadizos improvisados, pues son usados como bodegas de droga (cocaína y mariguana) o laboratorios clandestinos.

 

 

ERA EL REY DE SU BARRIO

En la colonia Peralvillo se sabía cuándo Óscar Andrés Flores Ramírez, El Lunares, líder de La Unión Tepito, llegaba o salía pues su gente montaba un “operativo de seguridad” a bordo de cuatrimotos y motonetas; la vigilancia se ampliaba desde las azoteas mientras paseaba a bordo de un racer de playa al ritmo del reguetón del momento.

Gozaba de protección oficial de mandos policiales, uno de ellos, el coordinador territorial Cuauhtémoc-3 de la PDI, Juan Tomás Rangel Contreras, quien fue captado llegando en una patrulla oficial (97E-042) de la entonces Procuraduría a la vecindad de Peralvillo 33, donde tenía su centro de operación y distribución de drogas, como lo reveló Excélsior.

Apodado así por el notable lunar que tiene en el rostro, es adorador de Jesús Malverde, pero es más conocido su gusto por rituales satánicos y de santería, donde utiliza cráneos humanos, incluso ordena el homicidio de integrantes de grupos antagónicos para usarlos como ofrenda.

Gusta de poseer animales exóticos como guacamayas, tucanes, y cachorros de chitas y leopardos.

Como distintivo del narco, es afecto a coleccionar y portar relojes de alta gama y joyería. Otra de sus reglas era no portar teléfonos celulares, sus llamadas telefónicas las realizaba a través de los dispositivos de sus sicarios o de conocidos.

Tiene varias parejas sentimentales, pero sólo con una tiene tres hijos que estudian en colegios de alto nivel econímico. Sus novias se trasladan en deportivos de lujo.

-Gerardo Jiménez

 

 

VIVÍA EN UN LUGAR SIN CRIMEN

Ubicado a escasos cinco minutos de la cabecera municipal de Tolcayuca y a 20 de Pachuca, el fraccionamiento Los Amores de Don Juan es un perímetro que se ubica en una zona sin incidencia delictiva de impacto, donde sólo se reportan faltas administrativas, de acuerdo con autoridades locales.

El fraccionamiento no es una zona residencial, pero tiene acceso restringido, que se paga con aportaciones de los propios vecinos.

Antes del operativo, los residentes del lugar desconocían que convivían con uno de los líderes de la Unión Tepito, pero afirmaron que El Lunares habría empezado a generar problemas, pues aseguraron que propició la invasión de viviendas.

El edil de Tolcayuca, Humberto Mérida de la Cruz, dijo que no se reforzará la seguridad en la zona, pues el municipio es uno de los más tranquilos de Hidalgo y “en ese fraccionamiento la mayor parte de los delitos son faltas administrativas”.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *