Salud

Un adolescente comió durante años papas fritas y ahora es diagnosticado con ceguera

Bien dicen que llevar una alimentación saludable es básico para prevenir enfermedades y vivir sanamente.

¡Y eso es cierto! Cuando llevo días sin comer saludable me empiezo a sentir más cansada de lo normal y mi cuerpo se siente un tanto “torpe”, pero cuando mis hábitos son saludables y hace ejercicio con frecuencia como que mi cuerpo se pone más flexible y activo. ¿Te ha pasado?

Y qué difícil es hacer comer a los niños saludablemente, pero no es imposible. Las mamás tenemos la responsabilidad de educarlos a alimentarse bien. Si quieres conocer un truco efectivo checa esto:

 

Por eso me pregunté sobre cuál es la situación familiar del reciente caso de un adolescente en Bristol, Inglaterra que fue perdiendo la visión después de comer durante varios años papas fritas y un poco de pan.

Según la cadena BBC, el adolescente asistió desde los 14 años al médico debido a que tenía síntomas de cansancio. Desde entonces se le encontró que tenía deficiencia de vitamina B12 y lo trataron, pero él no continuó con una dieta balanceada que le ayudara a compensar los daños que su cuerpo ya sentía.

Tres años más tarde regresó al hospital a que lo atendieran por una pérdida progresiva de la vista, informa el sitio Annals of Internal Medicine.

La dieta que el adolescente tuvo durante años fue de básicamente papas fritas y pan blanco, pero nunca comía frutas o verduras porque no le gustaban. Con esto, volvieron encontrar bajos niveles de vitaminas B12 y otras vitaminas esenciales.

 

 

La Dra. Atan, que fue quien lo atendió en el hospital de Bristol Eye mencionó: “Explico esto como una aversión a ciertas texturas de alimentos que realmente no podía tolerar, por lo que las papas fritas eran realmente los únicos tipos de alimentos que quería y sentía que podía comer”

El estado físico del adolescente era inusual para un chico de su edad, ya que estaba desnutrido, había perdido minerales en sus huesos y encima fue diagnosticado con ceguera.

 

“Tenía puntos ciegos justo en el medio de su visión, eso significa que no puede conducir y le resultaría muy difícil leer, ver televisión o distinguir rostros” dijo la Dra. Atan.

Ahora el chico de 17 años debe cambiar sus hábitos alimenticios y no sólo eso, ya no podrá realizar las actividades que podía hacer antes debido a su ceguera.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button