Avance

Vacuna anticovid les devuelve la paz

Adultos mayores expresan gratitud y alegría

Excélsior recogió los testimonios y coinciden en que la vacuna les permitirá continuar con sus actividades de manera más segura y tranquila, aunque están conscientes de que no deben bajar la guardia y seguir cuidándose

CIUDAD DE MÉXICO.

Alo largo del país, los ancianos vacunados coinciden en que la vacuna les regresó la esperanza, pero saben que no deben bajar la guardia ante la pandemia.

 

TAMAULIPAS

“HE VUELTO A VIVIR”

POR ALFREDO PEÑA

 

En cuanto doña María recibió la vacuna anticovid sintió que volvió a vivir.

Me siento contenta y ya siento que me voy a cuidar. Bueno, me tengo que cuidar, pero tendré menos problemas para andar en la calle, he vuelto a vivir”.

María Teresa Ruiz, de 69 años, recibió la notificación de que podía pasar en los próximos días a vacunarse contra el coronavirus.

Confiesa que estuvo impaciente para acudir a uno de los nueve módulos que se colocaron en diferentes puntos de Altamira. Uno de sus hijos estuvo formado desde las 4 de la mañana.

El haberse vacunado le da esperanza de vida, ante la amarga experiencia que vivió hace cinco meses al perder a su esposo, Luis Antonio Gutiérrez, de 65 años.

Si él ahorita estuviera vivo lo trajera corriendo para que se la aplicara”, dijo con tristeza.

Doña María relata que, tanto ella como su marido vivieron la enfermedad al mismo tiempo.

Teníamos 46 años de casados, yo me quedé en la casa recuperándome, pero él estuvo en el hospital, lo internaron, lo intubaron y a los 15 días falleció”.

Él tenía diabetes, bueno, yo también la tengo, pero a él se le complicó con los riñones”.

María invitó a las personas de la tercera edad a confiar en el biológico.

Claro que yo confío en ella (la vacuna). ¡Todo aquel que pueda vacunarse, que venga!”

El 15 de febrero pasado, el gobierno federal envió 26 mil 50 dosis desarrolladas por AstraZeneca para adultos mayores, de los cuales 23 mil 800 fueron para Altamira, en tanto que el resto fueron para los municipios de San Carlos y San Nicolás.

 

COAHUILA

“ES UNA ESPERANZA DE VIDA”

POR ALMA GUDIÑO

 

Adultos mayores se muestran satisfechos con tras ser inoculados contra el coronavirus, ya que esto les permitirá continuar con sus actividades confiados.

En la escuela Primaria Andrés S. Viesca, ubicada en la calle Francisco I. Madero, de la colonia Ejidal, en Arteaga, se vacuna bajo un estricto control de seguridad sanitaria.

María de 63 años, acudió sola a vacunarse, entre la gente se abría paso para salir del inmueble donde fue vacunada. Dijo que después de 30 minutos no tuvo ninguna reacción adversa, se sintió emocionada y calificó la inoculación como una “esperanza de vida”.

El miércoles se registró y más tarde se comunicaron con ella vía telefónica para que se presentara la mañana del jueves.

Por su parte, Rosendo Calderón, de 88 años, de Los Lirios, en Arteaga, dijo que desde el principio se sintió seguro y protegido por la atención que recibió a la entrada. Acudió junto con su esposa, quien también recibió la dosis.

Es mucho apoyo el que nos vacunen para evitar que nos pegue la enfermedad”.

Carlos, de 64 años, dijo que “ya anda uno más tranquilo, porque ya sabe uno que está vacunado”.

María Guadalupe Vázquez, de 60 años, manifestó que “sí, me siento más tranquila para salir a la calle, pero todavía falta otra igual, me dijeron que  esté al pendiente porque nos iban estar hablando”.

 

ECATZINGO

“UN DÍA ANTES NO PUDE DORMIR”

POR ÁNGELES VELASCO

 

El saber que me vacunarían no me dejó dormir, yo tenía miedo de contagiarme, desde marzo del año pasado he estado encerrado en mi casa, pero cuando me dijo mi nuera que iniciarían la vacunación quería ser de los primeros”, aseguró Felipe Ramírez, de 84 años de edad, quien recorrió cerca de 45 km para recibir la dosis.

El piquete no me dolió, lo que siento es mucho gusto porque quiero estar bien de salud y todos los que me rodean. Me preocupaba bastante, por eso me vine a vacunarme hasta aquí”, comentó mientras esperaba los 30 minutos que les pidieron para corroborar que no tuviera ningún tipo de reacción.

Don Felipe pertenece al municipio de Cocotitlán, pero al enterarse que sobraban algunas vacunas en Ecatzingo decidió recorrer 45 kilómetros, cerca de una hora de camino, para ser vacunado.

Mientras que Lucio Contreras tuvo que salirse a escondidas de su casa para vacunarse en el municipio de Atlautla, donde al igual que en Ecatzingo, un gran porcentaje de la población de la tercera edad decidió no vacunarse. Comentó que desde que se anunció que la vacunación de los adultos mayores, sus hermanos no estaban de acuerdo con aplicársela, por lo que no se registraron en el padrón.

Sin embargo, cuando les avisaron que había un punto de vacunación en la alcaldía salió a escondidas de su casa para inocularse.

 

AGUASCALIENTES

“CON LA INOCULACIÓN VOLVÍ A NACER”

POR KARLA MÉNDEZ

 

 La verdad yo me siento mucho más tranquilo, volví a nacer”, expresó Manuel, habitante de Jesús María, luego de aplicarse la vacuna contra covid-19.

Pese a que no era originario de la comunidad de Pabellón de Hidalgo ni de la zona, sus ganas por aplicarse el biológico, ya que tiene terror a contagiarse, lo llevaron a trasladarse hasta el lugar para ver si tenía suerte y lo vacunaban.

Yo soy de Jesús María, lo que pasa es que ahorita, por las mismas ganas de recibir la vacuna, llevamos desde las 7 de la mañana formados, pero no importa, así me hubieran dicho tienes que venir dentro de 15, 30 días, no importa, no queda otra más que hacerlo”. Para Manuel, la vacuna es una esperanza.

Gracias a Dios y al esfuerzo de muchas personas estamos luchando con algo que nunca pensamos, una cosa de película, pero la realidad supera a la fantasía”.

Lo más difícil es estar alejado de su madre, a quien no ve desde hace un año por el mismo temor a que enferme. “No la he visto en un año, he hablado con ella, pero no es lo mismo estar así, frente a frente”.

Ahora, su deseo es que vacunen a su madre, quien no puede salir de casa.

Ahora viene el problema para vacunarla, porque no puede salir, ya está registrada y todo”. En su entono, el coronavirus ha hecho presencia, pues “un amigo mío estuvo mes y medio en el hospital, por poco no la libra”.

 

TOLUCA

“ME SIENTO MUY CONTENTA”

POR DALILA RAMÍREZ

 

Luciano y su esposa fueron de los primeros adultos mayores que se vacunaron en contra de covid en su municipio; ambos agradecieron que los hayan tomado en cuenta porque quieren que sus hijos no se expongan tanto mientras cuidan de ellos.

Explicó que sus tres hijos son los que hacen las compras, los que les llevan el mandado, los que han estado saliendo durante todos los meses de la pandemia para que ellos puedan permanecer en casa.

Nos cuidamos para nuestros hijos, que son tres… mientras llega la segunda dosis estaremos en casa, así debe de ser, tiene que estar uno en casa, si no tiene uno a que salir, para qué sale, ahí los que se van arriesgando son los hijos, que nos acarrean todo.

Nos dio gusto que nos vacunaron y que somos unos de los primeros”.

Por su parte, doña Paulina está contenta porque ya la inmunizaron, mientras esperaba en el área de observación, contó, en medio de lágrimas, que ella sí pudo llegar a esta etapa de la pandemia; sin embargo, su esposo no, pues murió hace unas semanas por covid.

Sí dolió un poco, lo normal cuando vacunan… me siento contenta y que no voy a tener esa enfermedad”.

Para Aquilina, la vacuna la deja un poco más tranquila, pero mientras llega la segunda dosis portará el cubrebocas y se cuidará como cuando aún no recibía la primer vacuna.

 

GUANAJUATO

“LA VACUNA NO ES SUFICIENTE”

POR ANDRÉS GUARDIOLA

 

Al recibir la vacuna anticovid los adultos mayores guanajuatenses también recibieron la esperanza de quedar protegidos ante la enfermedad que ha acabado con la vida de millones de personas en el mundo.

En Guanajuato hay más de 600 mil adultos mayores y el lunes pasado se recibieron 41 mil 70 vacunas de AstraZeneca para los municipios de Comonfort, San Luis de la Paz, San José Iturbide, Atarjea, Xichú, Victoria, Santa Catarina, Tierra Blanca y Dr. Mora.

En el municipio de San Luis de la Paz, la señora Rufina Hernández, quien no puede caminar, fue llevada por sus hijos para recibir la vacuna, pues aunque ella casi no sale de su casa alguien puede llevar el virus y contagiarla.

En tanto, Ermila Segovia dijo sentirse afortunada tras recibir  la vacuna contra el coronavirus, sin embargo, dice que eso no es suficiente por lo que seguirá usando el cubrebocas y aplicando las medidas sanitarias, pues sabe que de cualquier manera existe el riesgo de contagio.

Ya tuve a muchos conocidos y familiares que perdieron la vida, por eso tengo mucho miedo, y pienso que la vacuna no  es suficiente”.

A su vez, Socorro Ortega,  de 78 años de edad, relató que hace un par de meses se contagió de covid-19, el cual provocó que desarrollará un cuadro grave que generó que fuera internada por cerca de una semana.

 

VERACRUZ

A SUS 120 AÑOS VA POR SU DOSIS

POR LOURDES LÓPEZ

 

A sus 87 años, don Ruperto, vecino de Puente Nacional, acudió a aplicarse la vacuna contra covid-19 para seguir sano, como él mismo lo dijo. Nacido en 1935, don Ruperto ha vivido toda su vida en el campo.

De la mano de su nieto y de su hija, don Ruperto llegó el lunes muy temprano y fue de los primeros en recibir la dosis. En el ayuntamiento les dieron facilidades para trasladar a quienes no tenían manera de llegar a los puntos de vacunación, como don Jesús Valdés, quien después de vacunarse regresó a su casa tras no presentar reacciones.

Sólo calambres, pero esos ya los tenía desde antes de su vacuna”, aseguró una de sus hijas.

Puente Nacional, a 55 kilómetros de la capital del estado, recibió en dos puntos de vacunación a un buen número de adultos mayores, de una población de poco más de 2 mil que tiene este municipio.

En esta etapa de la segunda fase de vacunación, son 22 los municipios de la zona rural hacia donde se focalizó la atención.

Mientras tanto, en el asilo Cogra, ubicado en la ciudad de Veracruz, al menos 80 abuelitos esperan recibir su respectiva vacuna.

Por otra parte, doña María Antonia, de 120 años, también pidió ser llevada a la vacunación y por eso su familia la trasladó a Amoxoyahuatl, municipio de Platón Sánchez, en la Huasteca veracruzana, para que le aplicaran su dosis, para una enfermedad que lejos estaba de pensar que pondría al mundo “de cabeza”.

Mientras tanto, en Nanchital, Nancy Gómez, de 68 años, bastón en mano y del brazo de su hijo, llegó hasta el puesto de vacunación.

 

TABASCO

“YO QUIERO VIVIR OTRO RATITO”

POR FABIOLA XICOTÉNCATL

 

Don Santos García López, de 75 años, es originario de Cunduacan, Tabasco, y es uno de los adultos mayores  que ya recibió la vacuna contra el coronavirus.

El día que le correspondió inmunizarse llegó caminando, apoyándose en una andadera.

Don Santos dice que las vacunas  no deben rechazarse. “Yo siempre me he vacunado, es una forma de cuidarse. Hay muchos que no creen, pero hay que creer”.

Entusiasmado platica que sólo “sentí un pinchazo, pero nada de dolor (…) yo siempre me he vacunado. Hay unos que dicen que es malo, pero yo quiero vivir otro ratito, tengo 75, pero otro ratito no está de más, quiero seguir aquí con ustedes”, expresó.

Ayer, en las seis sedes del municipio de Cunducán, Tabasco, se reforzaron los filtros para acceder a la vacunación, luego que se revelara que 280 personas burlaron y violaron el protocolo de la Campaña Nacional de Vacunación. Ante ello, las medidas de verificación de residencia son más estrictas.

 

NUEVO LEÓN

“NO CREÍMOS QUE LLEGARA RÁPIDO”

POR ARACELY GARZA

 

Algunos con miedo, otros con esperanza y la mayoría incrédulos de que pronto termine la pandemia de covid-19, así es como adultos mayores de municipios rurales de Nuevo León han acudido recibir la vacuna anticovid.

El lunes pasado, cuando arrancó la vacunación, se vacunó doña Ofelia Méndez, de 69 años, quien confesó que ella no creía que fuera a llegar tan pronto la vacuna y menos a los ayuntamientos más alejados.

Muy contentos porque así va a ser menos la enfermedad. La verdad no creímos que la vacuna fuera a llegar tan rápido y menos acá a nosotros que somos los más olvidados”, aseguró.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *