Avance

Venganza en todo el mundo musulmán, amenaza Irán a EU

Un nuevo ataque aéreo estadounidense mató ayer a cinco miembros de las Fuerzas de Movilización Popular (Hashd al Shaabi), una coalición de paramilitares pro iraníes, al norte de Bagdad, apenas un día después del asesinato del general iraní Qasem Soleimani y de un jefe de dicha fuerza paramilitar, informaron la televisión pública y fuentes de seguridad.

El ataque contra el convoy de médicos de la milicia Hashd al Shaabi tuvo lugar cerca del estadio de Taji en Bagdad, indicó en un comunicado la milicia chiíta. Ningún alto cargo se vio afectado, añadió el texto, al refutar los informes de prensa que decían que jefes de la milicia murieron en el ataque.

Soleimani, de 62 años, murió el viernes por el bombardeo desde un dron contra el coche en el que viajaba. En el ataque, a las afueras del aeropuerto de Bagdad, murieron otras ocho personas, entre ellas Abu Mahdi al Muhandis, número dos de las Fuerzas de Movilización Popular, una coalición de paramilitares mayoritariamente pro iraníes integrados en el Estado iraquí.

 

Soleimani era el jefe de la fuerza Al Qods, encargada de las operaciones exteriores de la milicia de los Guardianes de la Revolución, ejército ideológico iraní, y tenía un papel clave en el conflicto en Siria e Irak. Por más de dos décadas estuvo al frente de los proyectos para aumentar la influencia militar de la república islámica en Medio Oriente, adquiriendo el estatus de celebridad en Irán y el exterior.

Irán y las naciones libres de la región se vengarán de Estados Unidos tras el asesinato del general Soleimani, prometió ayer el presidente iraní, Hasan Rohani.

No hay ninguna duda sobre el hecho de que la gran nación de Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen de Estados Unidos, declaró Rohani en un comunicado publicado por la página web del gobierno.

 

El asesinato de Soleimani, por orden del presidente Donald Trump, es una escalada extremadamente peligrosa e imprudente, advirtió el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif.

Zarif aseguró que el general dirigía la fuerza más efectiva que lucha contra Estado Islámico, el Frente al Nusra y Al Qaeda y calificó el ataque de terrorismo internacional.

La diplomacia iraní convocó al responsable de la embajada suiza, que representa a los intereses de Estados Unidos en Teherán, en ausencia de vínculos diplomáticos entre Washington y Teherán.

 

El guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, se comprometió a vengar la muerte de Soleimani y decretó tres días de duelo nacional en su país.

El martirio es la recompensa de su incansable trabajo durante todos estos años. Si Dios quiere, su obra y su camino no se detendrán allí, y una venganza implacable espera a los criminales que han llenado sus manos con su sangre y la de los otros mártires, tuiteó el ayatolá.

Jamenei anunció posteriormente a un sustituto de Soleimani al frente de Al Qods, el brigadier general Esmail Qaani.

 

Los Guardianes de la Revolución afirmaron que los grupos anti estadounidenses buscarán una venganza en todo el mundo musulmán.

Los guardianes y la resistencia van a iniciar un nuevo capítulo a partir de hoy. La breve alegría de los estadunidenses y los sionistas se convertirá en duelo, afirmó su vocero, Ramezán Sharif, a la televisión estatal.

Soleimani se ha unido a nuestros hermanos mártires, pero nuestra venganza contra Estados Unidos será terrible, tuiteó Mohsen Rezai, un antiguo jefe de los Guardianes de la Revolución.

 

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní aseguró que Soleimani, quien era considerado el segundo líder más influyente del país, después de Jamenei, era un glorioso general y el ataque estadunidense será contestado en el momento y lugar apropiado.

Irak, atrapado entre el conflicto entre sus dos aliados, Washington y Teherán, expresó el temor de que se produzca una guerra devastadora, según el primer ministro iraquí saliente, Adel Abdel Mahdi, quien calificó el ataque como una flagrante violación de su acuerdo de seguridad con Estados Unidos.

Dos prominentes figuras paramilitares de Irak, Qais al Khazali y Moqtada Sadr, llamaron a sus combatientes a estar listos. En el caso de Sadr, esto significa revivir el Ejército de Mahdi, disuelto hace 10 años. El líder llamó a sus miembros a estar preparados.

 

Empleados estadounidenses en el sector petrolero iraquí abandonaron ese país, que desde hace meses vive desgarrado por una revuelta popular contra el gobierno y la clase política, acusada de corrupción.

Decenas de miles de iraníes tomaron las calles de Teherán para protestar contra Estados Unidos, y llaman a vengar al asesinato del general iraní.

 

En la ciudad de origen de Soleimani, Kermán, las personas vistieron negro para congregarse frente a la casa del padre del militar donde lloraron y recitaron versos del Corán.

Irán mantiene un prolongado conflicto con Estados Unidos que se agudizó la semana pasada por un ataque a la embajada estadunidense en Irak por parte de milicianos apoyados por la república islámica, ocurrido tras un bombardeo de las fuerzas de Washington a la milicia Kataeb Hezbolá, fundada por Muhandis.

Mostrar mas

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *